10 Consejos para tratar a un

consejos para tratar a un perro reactivo

Pasear o tratar con un perro reactivo no es siempre una experiencia agradable o relajante, pero hay varias formas de hacerlo más sencillo. Desafortunadamente para nosotros y nosotras, los dueños y dueñas de perros reactivos hemos tenido que poner mucho esfuerzo en evitar ciertas situaciones que podrían provocar a nuestros perros reactivos. 

Es tedioso, y la burbuja que creamos para nuestros perros nos puede crear ansiedad. Pero confía en mi cuando te digo que no estás solo o sola, hay muchas personas lidiando con el mismo problema. 

Los perros reactivos pueden ser difíciles de tratar y manejar. La gente que nunca han tenido a un perro reactivo no tienen ni idea cuando se trata del tiempo y el esfuerzo que requiere tratar la reactividad. Para conseguir ciertos progresos, necesitar salir ahí fuera y trabajar en ello, ignorar los malos pensamientos y recordar que estás haciendo esto por el bienestar de tu perro, no por la aprobación del resto. 

Tener un perro reactivo es una responsabilidad. Si no eres capaz de controlar a tu perro durante el paseo deberías buscar ayudar de un entrenador canino profesional. Ellos y ellas te pueden ayudar a manejar a tu perro, y hacerlo en un entorno controlado. 

Entrenar a un perro reactivo tomará tiempo y compromiso

El mejor consejo que te puedo dar cuando se trata de tratar a un perro reactivo es comprometerte al 100% con él. Si tienes malas experiencias debido a que quieres llevar el entrenamiento demasiado rápido a tu perro, volverás al principio y no verás ningún avance, así que ten paciencia. 

Empieza a entrenar a tu perro reactivo poco a poco y descubre que técnicas funcionan mejor para tratar a tu perro. Una vez que tengas una técnica decente, entonces es hora de incrementar su exposición gradualmente. La desensibilización es proceso largo. Entrenar a tu perro a pasear sin ningún incidente es algo que debes construir poco a poco. 

Desafortunadamente no hay una fórmula perfecta para garantizarte el éxito de la noche a la mañana con tu perro reactivo, sin embargo hay varias técnicas que puedes intentar, y te ayudarán a progresar en el trato con tu perro reactivo. 

1. Convierte el miedo en una experiencia positiva para tu perro

mi perro se porta mal por celos

Deja a tu perro saber que las cosas buenas pasan cuando están más cerca de las cosas que le provocan miedo. Recuerda que tu perro está bajo estrés cuando se comporta de forma reactiva, así que intenta comunicarle a tu perro que no va a pasarle nada malo.

Esto puede conseguirse fácilmente con los premios o juguetes favoritos de tu perro e ir probando con ciertas situaciones que provoquen la reactividad de tu perro.

Si tu perro, por ejemplo, se comporta de forma reactiva cuando otra persona, perro, o bicicleta se aproxima, trata de darle sus premios favoritos y trata de tranquilizarlo. Si este no se relaja y mira fijamente a las personas o animales que provocan su reactividad, da marcha atrás hasta una zona donde tu perro se muestre más calmado. Esta zona es el punto en el cual tu perro no muestre ningún signo de estrés. 

No temas darle demasiados premios a tu perro. Mientras tu perro permanezca tranquilo cuando le das un premio y no los devore como un loco no hay ningún problema. En este punto lo importante es tranquilizar a tu perro y evitar que se estrese y por ende no se comporte de forma reactiva.

2. Repite el paso 1 hasta que tu perro se lo crea

Tu perro necesita creer que otras personas, perros o cualquier otra cosa que provoque su reactividad alrededor suya, son cosas buenas. Pero recuerda, entrenar a un perro reactivo no quiere decir que sea un proceso rápido y fácil.

Enseñar a tu perro que las cosas, perros o personas nuevas no son un problema suena demasiado fácil, pero ser capaz de implementarlo las veces suficientes con tu perro como para ver resultado tangibles te llevará algo de tiempo. 

Si eres consistente con los premios y el entrenamiento cuando tu perro esté en el umbral de la reactividad, finalmente empezarás a ver diferencias en sus respuestas emocionales. La reactividad de tu perro podría no haberse ido por completo pero podrás aprender cuales son los límites específicos de tu perro para practicar esta técnica con constancia. 

3. Practica el entrenamiento de elección con tu perro

Otra forma popular para entrenar a un perro reactivo es usando un entrenamiento de elección. Este método consiste en premiar a tu perro cuando tome la elección de permanecer calmado y comportarse bien en una situación estresante. Este entrenamiento depende de los comportamientos que quieres que tu perro adopte y premiarlo cuando este los haga, por tanto motivar a tu perro a tomar esas buenas decisiones hará que en el futuro las haga sin necesidad de ser premiado. 

4. Entiende que puede haber fallos en el proceso

Si tu perro se sobre excita demasiado significa que estás yendo demasiado rápido en el entrenamiento. Simplemente da marcha atrás unos cuantos pasos y empieza de nuevo. Lleva tiempo desensibilizar a un perro reactivo de las cosas que le provocan su reactividad, así que no te desanimes si el entrenamiento no funciona las primeras veces. 

El fallo va a ser siempre una parte del entrenamiento, pero también te ayudará a aprender de ellos y a improvisar. Si por ejemplo, llevas a tu perro a dar un paseo por un campo con caballos y se comporta de forma reactiva, ya sabes, a tu perro reactivo no le gustan los caballos. Todo se trata de ir probando que cosas funcionan y cuales no para tu perro. 

5. Pasea de forma impredecible para mantener la atención de tu perro

convivencia entre perros y niños

Incorpora cosas impredecibles y divertidas durante el paseo con tu perro. Cambio de rutas y caminos, busca otras direcciones, incorpora juguetes y haz de cada paseo una experiencia única y no te olvides de premiar a tu perro con sus premios favoritos. 

Por ejemplo, incorpora un juguete para que tu perro lo busque durante el paseo y se mantenga concentrado con este. 

Esto ayudará a tu perro a enfocar su interés a lo que esté haciendo preferiblemente a lo que podríais encontrar en el camino que provoque la reactividad de tu perro. Si tu perro no te presta mucha atención durante el paseo, este es un ejercicio genial para captar el interés y toda la atención de tu perro, también hará que los futuros entrenamiento sean más fáciles. 

6. Enseña a tu perro a enfocarse en ti

Enseña a tu perro a tocarte o a enfocarse en ti con un comando específico. Por ejemplo, usa el comando “toca” cuando pongas tu mano abajo a la altura de tu perro. 

Cuando veas algo delante tuya que te gustaría evitar ya que podría provocar la reactividad de tu perro, camina hacia atrás y di el comando “toca”. De esta forma conseguirás que tu perro enfoque su atención en tocar tu mano mientras camina hacia atrás y no en el posible objetivo delante suya. 

Y por supuesto, recompensa a tu perro con abundancia. De esta forma, sabrás ir manejando a tu perro reactivo con la próxima persona o perro que se cruce en vuestro camino. 

7. Evita aquellas situaciones que puedan resultar demasiado estresantes para tu perro

Si no estás del todo seguro o segura de como podría reaccionar tu perro ante ciertas situaciones, tan solo trata de evitarlas. Como dueño o dueña de un perro reactivo vas a aprender que ciertas situaciones no merecen la pena el esfuerzo, especialmente si no estás seguro o segura de como controlar a tu perro. 

Evitar ciertas circunstancias tan solo es una forma de mantenerlo todo bajo control cuando no te sientas con confianza al confrontar la situación. La seguridad debería ser siempre lo primero cuando paseas con un perro reactivo. Si no crees que puedes manejar la situación lo mejor es evitarla. 

En cuanto veas alguna situación potencial que pueda provocar a tu perro reactivo puedes elegir caminar hacia otro lado. También puedes usar cosas tales como coches aparcados o arbustos para crear una barrera entre tu perro y aquello que provoque su reactividad. También puedes sentarte y decirle a tu perro que se quede tranquilo hasta que el otro perro haya pasado. No todas las batallas merecer ser luchadas. 

8. Pídele a un amigo o amiga que te ayude

Uno de mis consejos favoritos para tratar a un perro reactivo durante los paseos es traer a un amigo conmigo. Si no tienes confianza en tu habilidad de mantener el control mientras paseas a tu perro reactivo, tener a otra persona contigo puede hacer maravillas para que ganes confianza y puedas controlar a tu perro. 

La otra persona puede ayudar a mantener a tu perro interesado en el paseo, especialmente si lleva unos premios deliciosos consigo.

9. Consulta a entrenador canino profesional

trabajar de cuidador de perros de terapia

Tratar a un perro reactivo es todo un reto, así que no tengas miedo en pedir ayuda a un profesional. Sin duda puede ser de gran ayuda y notarás cambios impresionantes. 

Para mi tener a un profesional que pueda darme consejos para ponerme en acción con mi perro, sin duda hace que las cosas mejoren de forma invaluable. 

Personalmente, gané mucha confianza en mi habilidad para manejar a mi perro. Y cuando se trata de manejar la reactividad en perros, tener a alguien que te vaya guiando puede hacer las cosas mucho más fáciles. 

10. Usa un arnés para controlar a tu perro reactivo

Te recomiendo usar un arnés para cualquier perro ya que es genial para enseñar a tu perro a pasear con correa de forma agradable. Si estás teniendo problemas para calmar a tu perro durante los paseos un buen arnés puede hacer maravillas. 

Cuando usas un arnés con un perro reactivo su atención cambiará. Se volverá más atento a ti y se centrará en el paseo y podrás evitar posibles tirones sin causarle ningún tipo de daño. 

Una vez que empieces a implementar las mejoras, verás que tu perro cada vez más se va concentrando en el paseo. Finalmente verás que eres capaz de pasear de forma tranquila junto a tu perro y disfrutar de las ventajas de disfrutar del aire libre con tu peludo. 

¿Tienes un perro reactivo? ¿Qué haces para controlarlo? ¡Cuéntanos tu experiencia en los comentarios!

curso de adiestramiento para perros
5/5

🐶 | 4 Módulos de entrenamiento canino profesional Sin Castigos. 

🌎 | Disponible para España y Toda Latino América. 

💸 | 50% de descuento y Garantía de 30 días. 

💎 | Acceso Premium Para Toda La Vida, Grupo Privado de FB y Tutorías Personalizadas. 

Porque la vida con perro es dos veces buena.

También te puede interesar

Deja un comentario