¿Por qué mi perro se orina cuando lo regaño?

Por qué mi perro se orina cuando lo regaño
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Es totalmente normal frustrarse con nuestros perros de vez en cuando. 

Después de todo, nuestros perros están constantemente aprendiendo, y puede ser difícil trabajar durante el proceso de maduración. Dicho esto, regañar a nuestros perros ciertamente no es lo ideal. 

Tabla de contenidos

Muchos dueños y dueñas se sorprenden al ver que sus perros tienen un accidente después de regañarles. Esto es a menudo el resultado de un problema llamado micción por sumisión. A continuación, explicaremos porqué ocurre esto y qué hacer para evitar estos problemas en el futuro. 

¿Qué es la micción por sumisión y por qué ocurre?

La micción por sumisión es una forma que tienen los perros de comunicar que no son una amenaza. 

Esto podría ocurrir en una variedad de situaciones o cuando un perro se siente estresado, ansioso, excitado, tímido, o asustado. Este comportamiento es bastante común en cachorros, pero algunos perros adultos también tienen este tipo de problema. De forma general, la micción sumisa ocurre tanto en perros macho como hembras de igual forma. 

Afortunadamente, la mayoría de los cachorros superan este comportamiento a medida que crecen y maduran. Pero en algunos casos, puede persistir tras la etapa de cachorro y continuar durante la etapa adulta del perro. 

La micción por sumisión a menudo viene acompañada por otros indicadores en el lenguaje corporal del perro como por ejemplo: 

  • Esconder el rabo entre las patas. 

  • Levantar una o ambas patas delanteras. 

  • Ponerse panza arriba. 

  • Lamerse. 

  • Poner las orejas de punta hacia atrás. 

Ten en cuenta que la micción por sumisión también puede ser el resultado de un problema médico, así que nunca es una mala idea hablar con tu veterinario o veterinaria sobre esto, especialmente si parece estar pasando en situaciones no estresantes ni excitantes. Por ejemplo, los perros a veces experimentan incontinencia tras ser castrados o esterilizados. 

Otras razones por la que los perros podrían orinarse en momentos inapropiados

La micción por sumisión de tu perro podría atribuirse a una serie de causas, así que es importante considerar todas las posibilidades para abordar el problema apropiadamente. Aparte de la simple sumisión, tu perro podría orinarse debido a: 

  • El perro tiene la vejiga llena. Tu perro podría simplemente tener la vejiga llena y necesitar hacer pipí. Algunas razas de perros pueden aguantar sus vejigas más que otras, y los cachorros casi siempre tienen que hacer pis con más frecuencia que los adultos. 

  • Tu perro no ha sido entrenado completamente para hacer sus necesidades fuera de casa. Entrenar a tu cachorro a hacer sus necesidades fuera de casa puede ser un proceso largo y arduo. Es posible que tu perro no haya desarrollado por completo sus habilidades, aunque vaya por buen camino. 

  • Tu perro podría tener un problema médico. Los perros pueden orinarse en lugares inapropiados debido a una condición médica, tales como infecciones en el tracto urinario e incontinencia. Las problemas gastrointestinales como la inflamación en el intestino, problemas renales, o malestar estomacal general también puede crear dificultades en tu perro para controlar su vejiga. 

  • Podría ser una coincidencia. Orinar en lugares inapropiados puede ser una coincidencia, pero no querrás que se repita este tipo de episodios. Si adviertes que tu perro está experimentando micción por sumisión de forma repetida, necesitarás abordar el problema con paciencia y determinar la raíz del problema. 

¿Cómo solucionar la micción por sumisión?

Básicamente, necesitarás ayudar a tu perro a ganar confianza y ayudarle a sentirse más seguro para ponerle fin al problema de la incontinencia.

Pero desafortunadamente, abordar la micción por sumisión no siempre es un proceso directo y lineal. La mayoría de las veces, esta condición necesita ser abordada a través de una aproximación de varias aristas que conlleva mucha paciencia, incluso experiencia por parte de los dueños y dueñas. 

A continuación, te traemos algunas estrategias a considerar mientras ayudar a tu perro a ganar confianza.

La paciencia es esencial

Cuando se trata de solucionar la micción por sumisión, lo mejor es una combinación de entrenamientos y tácticas de control canino. Ten en cuenta que esto no se solucionará de la noche a la mañana, pero eso no significa que ayudar a tu perro a ganar confianza no sea gratificante y una experiencia que os unirá mucho.

Si tu perro es un cachorro, considera que tu cachorro podría estar tan solo creciendo acorde a su edad. Aun así, puedes dar una serie de pasos para asegurarte de que tu perro se siente seguro y a salva en su entorno. 

No grites o regañes a tu perro

Resiste la urgencia de gritar o regañar a tu perro. Tratar con este problema es sin duda frustrante, pero tu perro probablemente esté asustado o ansioso y necesite tu ayuda para crear nuevas asociaciones positivas. Gritar probablemente exacerbe el problema y haga que el comportamiento de tu perro sea más difícil de redireccionar. 

Si ves signos asociados con la micción por sumisión, lleva a tu perro afuera de la casa rápidamente y de forma calmada. Una vez que termine de vaciar su vejiga, felicítalo y dale una recompensa.  

Aproxímate al problema de forma estratégica

Es posible que intimides a tu perro con tu lenguaje corporal, lo cual puede hacerle sentirse nervioso o asustarlo. Así que, mientras haces que tu perro gane confianza, trata de evitar aparecer de una forma que pueda ser malinterpretada como amenazante.

Asegúrate de aproximarte a tu perro despacio y tranquilamente, y hazlo desde un lado, preferiblemente a hacerlo de frente. En lugar de mirarlo directamente a los ojos, mira a su espalda o su cola. También puedes agacharte a su nivel doblando tus rodillas en lugar de permanecer de pie, lo cual podría parecer un gesto de dominación sobre tu perro. 

Necesitarás pedirle a otras personas que interactúen con tu perro que hagan lo mismo mientras fortalece sus habilidades. También, recuerda acariciar a tu perro por debajo de su barbilla preferiblemente a la cabeza, los perros prefieren esto mucho más. 

Haz las presentaciones con calma

Muchos perros experimentan micción por sumisión cuando saludan a sus dueños o conocen a otras personas. Por tanto, es importante hacer que esta experiencia sea tan pacífica como sea posible para ayudar a la condición de tu perro. 

Para principiantes, trata de hacer las presentaciones fuera de casa cuando sea posible. Esto le dará a tu perro el espacio que necesita para sentirse seguro mientras aprende y mejora. 

Si esta no es una opción, saluda a tu perro sobre el suelo ya que será más fácil de limpiar con una toallita o fregona. También puedes ayudar a redireccionar a tu perro distrayéndolo con un juguete mientras caminas hacia la puerta. 

También, permanece lo más calmado/a posible, especialmente cuando tu perro conozca o interaccione con nuevas personas. Podrías enseñarle a tu perro a hacer algo como sentarse o sacudirse cuando conozca a otras personas para redirigir su atención de una forma positiva. 

Se consistente

Los perros son animales de rutinas y no hay excepción cuando se trata de micción por sumisión. Así que, trata de mantener el horario de tu perro lo más consistente posible. Esto ayudará a tu perro a identificar a que horas puedes esperar salir a hacer sus necesidades. 

Ya que la micción por sumisión es a menudo causado por la inseguridad, necesitarás hacer todo lo posible para ayudar a tu perro a sentirse más seguro. No abrumes a tu perro con actividades y entornos diferentes mientras lo ayudas a construir confianza. 

Asegúrate de que tu casa es también un entorno tranquilo. Comunica la importancia de esto con tus familiares o compañeros/as de piso para que así todos y todas reméis en la misma dirección. 

Asegúrate de usar métodos de entrenamiento con refuerzos positivos

Los métodos de entrenamiento con refuerzos positivos están enfocados en recompensar los buenos comportamientos preferiblemente a castigar los comportamientos no deseados. Esta filosofía de entrenamiento tiende a ser la más segura y la más efectiva para construir un vínculo duradero con tu perro.

El único inconveniente de este método de entrenamiento es que requiere mucha paciencia por tu parte. Tu perro necesitarás mucha práctica antes de que entienda lo que estás intentando comunicarle, lo cual es totalmente normal y natural. Así que, trabaja con tu perro, no desesperes, ten paciencia y confía en el proceso a largo plazo. 

También, céntrate en recompensar los signos de confianza de tu perro.

Esto podría significar darle a tu perro su comida favorita o felicitarlo cuando se siente o permanezca quieto cuando conozca a nuevas personas. En cuanto adviertas un comportamiento deseado, premia a tu perro inmediatamente para que así tu perro pueda empezar a entender la asociación positiva. 

Limpia detrás de tu perro

Los perros son más propensos a orinar en un lugar donde hayan frecuentado con anterioridad, lo cual es por lo que es tan importante limpiar después de que tu perro haya tenido un accidente. Necesitarás eliminar todo el olor a pis y las manchas. 

Mientras tu perro gana confianza, considera usar toallitas para perros para eliminar el desastre. Podrías tener un par de estas toallitas en frente de la puerta de tu casa, o donde tu perro tienda a tener sus accidentes. 

Habla con tu veterinario o veterinaria

Siempre es buena idea llevar a tu perro al veterinario o veterinaria para descartar cualquier condición médica que puede estar asociada con la orina. En algunos casos, tu veterinario/a podría ser capaz de prescribir una medicación para el comportamiento de tu perro para ayudar a tu perro a estar tranquilo mientras gana confianza. 

La micción por sumisión puede ser un problema difícil de abordar, pero ciertamente merece la pena el esfuerzo tanto para ti como para tu perro. Con un entrenamiento apropiado, práctica, y control, serás capaz de hacer que tu perro gane confianza y supere este problema. 

¿Tu perro tiene problemas para controlar su esfínter? ¿Cómo abordaste el problema? ¡Cuéntanos tu experiencia en los comentarios!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

También te puede interesar

Deja un comentario