Mi perro tiene estrés postoperatorio. ¿Qué puedo hacer?

mi perro tiene depresión tras operación
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Los perros que recientemente han pasado por una operación a menudo parecen estar un poco deprimidos, con estrés y ansiedad una vez llegan de vuelta a casa. Esto preocupa a muchas personas, que no saben si el problema es serio o qué hacer para animar a sus mascotas. 

A continuación, te ayudaremos a entender el estrés y la depresión postoperatorio en perros, y explicarte algunos de los síntomas más comunes del estrés y la depresión en estos casos. También te aportaremos algunos consejos para que puedas animar a tu perro tras pasar por esta experiencia traumática. 

Tabla de contenidos

¿Por qué los perros tienen estrés y ansiedad tras pasar por una operación?

Es difícil señalar las razones exactas por la que los perros pueden tener estrés y/o ansiedad después de una operación, pero probablemente sea debido a una combinación de los siguientes factores:

Incomodidad física

Los perros que han pasado por quirófano, tras una operación, a menudo sentirán algo de dolor o incomodidad. Tan solo esto será suficiente para que tu perro sienta una depresión leve. Asegúrate de hablar con tu veterinario o veterinaria si crees que tu perro está sintiendo dolor. Tu veterinario/a será capaz de recetarte algunos medicamentos para sofocar los dolores de tu perro y hacerlo sentirse más cómodo. 

Cambios hormonales

Las hormonas juegan un papel importante en el estado emocional de tu perro, y cuando tu perro se somete a una cirugía alterando sus niveles hormonales, a menudo, puede surgir la depresión. Los perros que han sido castrados o esterilizados son los más propensos a sufrir depresión debido a la alteración hormonal, y la eliminación de sus órganos reproductores. 

Reacción a los medicamentos

Los medicamentos usados durante y después de la operación podrían causar que tu perro se sienta depresivo. Esto no solo incluye a la anestesia usada durante la cirugía, si no también los medicamentos que pueda tomar en casa tras la operación.

El estrés de la experiencia

El estrés por si solo puede llevar a la depresión, y una operación puede ser una experiencia muy estresante para tu mascota. Tener que ir a la veterinaria, ser pinchado y tocado por muchas manos, y luego tener que recuperarte en una caseta solitaria hasta que tu mamá o papá vengan a recogerte puede ser una experiencia sobrecogedora para tu perro y llevarlo a tener un episodio depresivo. 

El cono de la vergüenza

Los perros ocasionalmente tienen que llevar un cono o collar isabelino para evitar y prevenir que se laman las heridas quirúrgicas. Los perros a menudo odian llevar puesto estos dispositivos, y podrían tener un poco de depresión al ser forzado a llevarlo. 

También te puede interesarQué hacer si tu perro tiene miedo al veterinario.

¿Cuánto tiempo dura la depresión y el estrés postoperatorio en perros?

mi perro tiene celos que puedo hacer

Dependiendo del perro, este sufrirá el estrés y la depresión de diferentes formas y en tiempos diferentes, pero la mayoría de perros se empezarán a sentir normales de nuevo tras unos días o semanas. 

La duración de la depresión y períodos de estrés dependerán de varios factores, incluyendo el tipo de cirugía al que fueron sometidos, el estado mental de tu perro antes de la operación, y su edad.

Una vez que los síntomas de estrés y depresión en tu perro parezca que van disminuyendo con el tiempo y no parezca que empeore, no hay motivo por el que preocuparse. Tan solo llama a tu veterinario o veterinaria, y explícale los síntomas que observes en tu perro para disponer de todos los consejos que necesites. 

Síntomas de depresión y estrés en perros tras operación

Es muy fácil saber cuando tu perro tiene estrés o depresión. De hecho, los perros depresivos a menudo exhiben muchos síntomas de estrés parecidos a los de las personas. Cada perro es único, pero la mayoría de perros depresivos exhibirán uno o más de los siguientes síntomas: 

  • Letargo.

  • Cambios en su apetito.

  • Rechazo a la comida.

  • Exceso de sueño.

  • Incapacidad para dormir. 

  • Reducción en su actividad. 

  • Perdida de interés en cosas que normalmente disfruta. 

Aunque la depresión y el estrés no suelen ser peligrosos para los perros, y a menudo se resolverá por si mismo con el tiempo, es importante que te asegures que tu perro no sufre por cualquier otra cosa. 

Así que, aunque no necesites cargar a tu perro en el coche y llevarlo al veterinario/a porque esté triste, deberías buscar ayuda veterinaria si tu perro no es capaz de dormir debido al estrés o la depresión en el trascurso de varios días. Además, necesitarás contactar con tu veterinario/a si tu perro exhibe algún síntoma que no esté relacionado con el estrés o depresión, tales como problemas en la piel o el pelaje, malestar intestinal, o un dolor obvio. 

También te puede interesarCómo animar a un perro deprimido.

Consejos para animar a tu perro tras operación

enseñar a tu cachorro a venir

Hay una gran variedad de cosas que puedes hacer para ayudar a tu perro a animarse tras una operación y hacerlo sentirse mejor. 

Algunos de los métodos más efectivos son los siguientes: 

Relaciona a tu perro en actividades que le gusten

Esta es la solución más simple para perros con estrés y depresión: haz algo que realmente le guste a tu perro. 

Si a tu perro le gusta jugar a buscar y encontrar, juega a buscar y encontrar. Si le gusta nadar, ve a la piscina o a la playa. Si le gusta dar paseos en coche, llena el depósito y llévalo a un sitio en mitad de la naturaleza. En general, cualquier cosa que haga que mueva su cola ayudará a que disminuya su estrés y depresión. 

Asegúrate de tener la aprobación de tu veterinario o veterinaria para cualquier actividad que requiera movimiento y esfuerzo físico, ya que algunas operaciones requieren que tu perro permanezca calmado y tranquilo. Aun así podrías ser capaz de jugar un poco, pero probablemente necesites mantener a tu perro relajado, así que tendrás que buscar otras actividades un poco más creativas para estimular a tu perro. 

Socializa a tu perro

Pasar algo de tiempo con otros perros a menudo ayudar a animar a los perros para salir de episodios de estrés y depresión. Esto evidentemente no funcionará con todos los perros, ya que a algunos no les gusta estar tanto con otros perros. Pero los perros que son mariposas sociables a menudo responderán favorablemente a un paseo al parque para perros de la zona. 

Asegúrate de extremar toda precaución al dejar a tu perro socializar tras la cirugía. Los perros podrían volverse un poco más irritables de lo normal tras una operación, así que vigilar a tu perro y asegúrate que hay un buen ambiente con los otros perros. 

Pasa más tiempo con tu perro

Algunos perros simplemente necesitan más atención de papá o mamá humano tras una operación. Quizás deberías mover la cama de tu perro más cerca de lugares donde pases la mayor parte del tiempo, o tener más tiempo de juego junto a tu perro, si es posible en su situación. 

Incrementa la cantidad de ejercicio de tu perro

El ejercicio físico es una de las mejores maneras para ayudar a tu perro a sentirse mejor. Así que, asumiendo que tu veterinario o veterinaria te da luz verde, saca a tu perro a la calle y se activo. El ejercicio físico no solo hará que tu perro libere endorfinas, lo cual ayudará a mejorar su estado de ánimo, si no también ayudará a tu perro a agotarse, lo cual podría regular sus ciclos de sueño. 

Asegúrate de incrementar la cantidad de ejercicio gradualmente, de otro modo tu perro podría saturarse y sufrir una lesión. 

También te puede interesarCómo poner a tu perro en forma. 

Medicamentos: Cuando nada más funciona

Aunque la mayoría de perros que sufren depresión y estrés postoperatorio empiezan a sentirse mejor rápidamente, algunos perros podrían sufrir estrés y depresión durante un tiempo más prolongado. En tales casos, considera hablar con tu veterinario/a sobre medicamentos que pueden ayudar a tu amigo de cuatro patas a sentirse mejor. 

Tu veterinario/a podría prescribirte un antidepresivo o ansiolítico común. Estos medicamentos suelen ser bastante efectivos, aunque podría tomar varias semanas hasta que empiecen a generar resultados. 

Por último, la depresión y el estrés postoperatorio no es mucho más diferente de la depresión y el estrés por otras causas. Tan solo intenta hacer todo lo que puedas para que tu perro se sienta cómodo, adaptando tu rutina a las necesidades puntuales de tu perro y en nada de tiempo tu perro volverá a ser como antes. 

¿Ha sufrido alguna vez tu perro estrés postoperatorio? ¿Cómo lo ayudaste a sentirse mejor? ¿Tienes algún consejo útil para compartir con nosotros? ¡Déjanos saber tu experiencia abajo en los comentarios!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram
curso de adiestramiento para perros
5/5

🐶 | 4 Módulos de entrenamiento canino profesional Sin Castigos. 

🌎 | Disponible para España y Toda Latino América. 

💸 | 50% de descuento y Garantía de 30 días

💎 | Acceso Premium Para Toda La Vida, Grupo Privado de FB y Tutorías Personalizadas. 

Porque la vida con perro es dos veces buena.

También te puede interesar

Deja un comentario