¿Cómo saber si mi perro se está quedando ciego?

cómo saber si mi perro se está quedando ciego
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

A medida que tu perro progresa a lo largo de su vida y se hace mayor, hay una posibilidad de que su vista empiece a deteriorarse. En algunos casos, esto puede ocurrir en un perro previamente sano que se quede ciego de repente. 

Como padre o madre responsable de tu perro, querrás estar alerta para advertir cualquier señal que indique que tu perro se está quedando ciego o empezando a perder su visión. Por supuesto, siempre deberías ver a tu veterinario o veterinaria si sospechas que tu perro podría estar perdiendo su visión, así como una revisión regular para prevenir cualquier problema ocular con tiempo. 

A continuación, compartimos contigo una lista que te puede ayudar a advertir cualquier señal que indique que tu perro se está quedando ciego. 

1. Comprueba los ojos de tu perro

Antes de nada, es importante comprobar los ojos de tu perro para advertir cualquier signo que pueda indicar que se esté quedando ciego. Encuentra una habitación bien iluminada, haz que tu perro se siente y esté quieto o pídele a un amigo o familiar que te asista para mantener a tu perro en posición, y echa un vistazo a sus ojos. 

Algunas cosas a observar incluyen cualquier opacidad, vista nublada, u ojo vago. Estos pueden, en algunos casos, síntomas de glaucoma. 

También, busca cualquier signo general de secreción o generación de costra alrededor del ojo. 

2. Haz unas cuantas pruebas en casa

educa a tu perro con refuerzos positivos

Después de examinar los ojos de tu perro, puedes empezar a realizar algunas pruebas sencillas a tu perro. 

Primero, pasa una luz suave y brillante por los ojos de tu perro y mira si sus pupilas se dilatan, al igual que las pupilas humanas. Pero ten cuidado, y pregúntale a tu veterinario o veterinaria si estás preocupado de realizar esta prueba por ti mismo. 

También puedes llevar a cabo una prueba de reflejos, a menudo llamado test de percepción de peligros, coloca tus manos abiertas a medio metro de los ojos de tu perro. Rápidamente mueve las manos hacia el perro con cuidado de no acercarte demasiado, o mueve tus manos lo suficientemente rápido como para causar una corriente de aire, y compruebe si tu perro pestañea o no. 

De forma similar, tira el juguete favorito de tu perro o incluso una bola de algodón por encima de la cabeza de tu perro hasta el suelo. Si la visión de tu perro está bien, éste seguirá el objeto visualmente una vez que entre en su campo de visión. 

Observa las señales diarias de tu perro

En términos generales, observa cualquier momento en el cual tu perro parezca deambular de forma torpe o mareada. Si adviertes que se choca contra los muebles o tiene problemas para subir al sofá, entonces esto podría ser un indicador de que la vista de tu perro se está deteriorando. 

Cuando juegas con tu perro fuera de casa, toma nota si tu perro parece tener problemas al juzgar las profundidades y las distancias cuando corre y salta. 

En todos los casos, si llevas a cabo las pruebas que mencionamos anteriormente y parece que tu perro podría estar perdiendo su visión, contacta con tu veterinario o veterinaria de inmediato. Recuerda que, un perro ciego aun puede vivir una vida completa y llena de amor, especialmente si es diagnosticado con tiempo. 

¿Tienes experiencia cuidando a un perro ciego? ¿Qué señales viste para saber que estaba perdiendo su visión? ¡Cuéntanos tu experiencia en los comentarios!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

También te puede interesar

Deja un comentario