6 Juegos divertidos para estimular a un cachorro

juegos divertidos para estimular a un cachorro
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Jugar con cachorros es una forma divertida de agotar a tu nuevo cachorro adoptado mientras construyes todas sus habilidades que necesita para socializar, ser obediente, y un perro adulto amigable en el futuro. 

Aunque los cachorros pasan una gran parte de sus días durmiendo, estos puede tener mucha energía cuando se despiertan, y los juegos para cachorros pueden poner esta energía a un buen servicio. 

Los juegos para los perros adultos podrían ser demasiado intensos para los cachorros y a menudo requiere un conocimiento de ciertos comandos que los cachorros todavía no han podido aprender. Los juegos para cachorros, por otro lado, ayudan a construir este conocimiento mientras agotas a tu cachorro y te aseguras de que pueda estar calmado, relajado, y que se porte bien el resto del día. 

Cuando juegues cualquier juego con tu cachorro, es importante que no lo hagas fatigarse demasiado, ya que puede causarle algún tipo de lesión debido al entrenamiento. Las sesiones de juego deberían durar unos poco minutos y terminar antes de que tu cachorro se aburra y deje de interesarle. 

Mantén a tu perro divirtiéndose y aprendiendo, y este será mucho más feliz y preparado para jugar de nuevo más tarde. 

A continuación, te traemos 6 juegos súper divertidos para cachorros que estimularán a tu nuevo cachorro y le ayudarán a aprender a cómo jugar. 

1. Juego de tirar de la cuerda

por que a mi perro le gusta destrozar sus juguetes

Ahora es buen momento para empezar a enseñarle a tu cachorro lo que se puede morder y lo que no. Jugar al tira y afloja con la cuerda es un juego que la mayoría de perros juega de manera natural, así que no deberías tener problemas para empezar. 

Asegúrate de usar un juguetes que sea solo para jugar a tirar y a aflojar. No uses calcetines u otros objetos que podrían confundir a tu perro acerca de que cosas son para jugar y cuales no. 

Si tu cachorro trata de agarrar algo que no sea un juguete, el juego debería terminar inmediatamente para que así aprenda que eso no es aceptable. 

Esta también es una forma genial de empezar a enseñarle a tu cachorro el comando, “suelta”. Espera a que tu cachorro suelte el juguete por su cuenta. Esto podría llevar un tiempo, pero se paciente. Una vez que lo haga, recompensa a tu perro con premios y cariño. 

Una vez que tu cachorro empiece a pillar la idea de soltar el juguete para conseguir un premio, empezará a asociar el comando con este comportamiento. Tu cachorro probablemente no aprenderá esto de una vez perfectamente, y podría tomar algo de tiempo, pero es un ejercicio físico y mental que hará que tu cachorro queme mucha energía. 

Tan solo no dejes que las sesiones duren demasiado para que tu cachorro no se aburra y empiece a olvidar lo que ha aprendido. 

2. Buscar y encontrar

Jugar a buscar y encontrar puede ser un juego divertido para que tu perro juegue con otras personas, juguetes, o premios. 

Trata de tener a una persona sujetando a tu cachorro mientras te vas y te escondes. Luego, una vez que tu perro esté suelto, llámalo por su nombre, y mira si puede encontrarte. 

Puedes usar este juego para que tu cachorro se acostumbre al comando, “ven”, así como enseñarle a tu cachorro su propio nombre. 

También puedes esconder los juguetes de tu perro o premios y darle el comando, “busca”. Hacer esto puede acostumbrar a tu perro a trabajar y estimular su olfato, y puede aportar mucha estimulación mental. 

Esto definitivamente agotará a tu cachorro y lo ayudará a dormir más fácilmente.

3. Tirar una pelota u objeto para que tu cachorro vaya a buscarlo

enseñar a tu cachorro a venir

Tirar la pelota es un juego clásico para perros, pero necesitarás hacerlo un poco más fácil para tu cachorro. 

Primero, elige un juguete que sea pequeño y lo suficientemente suave para que tu cachorro pueda agarrarlo y llevarlo. Empieza con pequeñas distancias, y quizás necesites caminar junto a tu cachorro para que así pueda aprender que tiene que correr detrás del juguete si no lo hace por su cuenta. 

Llámalo para que vuelva a ti con entusiasmo y dale premios y recompénsalo por el trabajo bien hecho. 

Este es otro juego donde puedes practicar el comando, “¡Suelta!”

4. Juegos con aspersores de agua

Correr en el exterior en lugares con aspersores de agua es una forma divertida de acostumbrar a tu cachorro a estar y jugar con el agua. Esto podría ser útil más adelante cuando quieras bañar a tu cachorro y hacer de esto una experiencia menos estresante. 

Ayuda a tu cachorro a aclimatarse a los chorros de agua y que persiga sus juguetes a través de los aspersores. Finalmente, podrías necesitar presentarle a tu cachorro una piscina pequeña, pero asegúrate de que es poco profunda para empezar. 

Una vez que tu cachorro empiece a entender que el agua es divertida, podrás practicar con una piscina o lugar con agua un poco más profunda para que así se acostumbre a nadar y a bañarse. 

5. Aprender los nombres de las personas y las cosas

felicidad perruna

Este es un juego para cachorros que puedes jugar con tus amigos o familiares. 

Ten a todo el mundo sentado en círculo con tu cachorro en el medio, entonces di un nombre de una persona que esté sentada. Haz que esa persona llame a tu cachorro primero y recompensa a tu cachorro por aproximarse. 

Finalmente, empieza a decir nombres sin que nadie llame a tu perro. Esto llevará algo de práctica, pero finalmente tu cachorro empezará a aprender los nombres de todo el mundo en el grupo. 

También puedes jugar a este juego con peluches u otros juguetes y darle a tu perro un ejercicio de estimulación mental fantástico. 

6. Pequeños obstáculos y Agility

Los cursos de Agility son para perros adultos, pero tu cachorro apreciará tener la oportunidad de correr por todos lados y también aprender algunas habilidades nuevas. Tan solo asegúrate de empezar con pequeños obstáculos. 

Si te gustaría que tu perro finalmente sea capaz de saltar vallas, empieza haciendo que tu perro pase por encima de un objeto pequeño y recompénsalo por hacerlo. Puedes hacer que escale una escalera, suba y baje una rampa pequeña, gatee bajo una mesa, haga zigzag alrededor de los muebles, o te siga. 

Todos estos ejercicios son geniales para que tu cachorro aprenda lo básico. A medida que vaya creciendo, incrementa la dificultad de los obstáculos y los ejercicios de Agility, y finalmente tu perro estará preparado para competir o tan solo tener una serie de habilidades que le ayudarán a quemar energía y relajarse. 

¿Qué otros juegos recomendarías para estimular a un cachorro? ¿Tienes algún juego favorito que juegues con tu cachorro? ¡Cuéntanos tu experiencia en los comentarios!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

También te puede interesar

Deja un comentario