¿Cuánto tarda un cachorro en aprender a hacer sus necesidades

cuanto tiempo tarda un cachorro en hacer sus necesidades afuera

Si recientemente has adoptado un cachorro y estás entrenándolo a hacer sus necesidades en la calle o fuera de casa, probablemente te hagas esta gran pregunta:

¿Cuánto tarda un cachorro en aprender a hacer sus necesidades fuera de casa?

La buena noticia es que su aprendizaje mejora con el tiempo. Enseñar al cachorro a hacer sus necesidades donde tu quieras es el primer reto al que nos enfrentamos como padres de un nuevo cachorro.

La única mala noticia es que este proceso requiere tiempo, pudiéndonos llevar desde semanas a meses dependiendo del tipo de entrenamiento, la técnica y por supuesto, el perro, así que se paciente y no pierdas la esperanza.

A continuación compartimos contigo algunos consejos para que enseñes a tu cachorro a hacer sus necesidades fuera de casa en el mejor tiempo posible. 

Entrenar con refuerzos positivos.

educa a tu perro con refuerzos positivos

Antes de nada debemos entender el entrenamiento con refuerzos positivos ya que es la manera más efectiva y humana de entrenar a tu perro, especialmente a un cachorro, a hacer sus necesidades donde tu quieras. 

Así funciona el refuerzo positivo en perros:

  • Enséñale a tu perro el comportamiento que quieras.
  • Tu perro copiará este comportamiento.
  • Asocia ese comportamiento con palabras de ánimo como: ¡Buen perro! ¡Muy bien!
  • Acto seguido, prémiale con caricias y cariños o una golosina canina.
  • Por último, el perro aprende con cuales comportamientos obtiene una recompensa y empieza a adoptar las conductas que nosotros queremos.

En el entrenamiento para que el cachorro haga pipí afuera, queremos mostrarle al perro una y otra vez, que el baño está fuera de casa. Una vez que el perro hace esta conexión, empezará a pedirte salir de casa para hacer sus necesidades. 

¿Cuándo debería empezar a entrenar a mi cachorro a hacer sus necesidades fuera de casa?

Para que nuestro perro desarrolle esta conducta lo antes posible, debemos empezar desde el día uno con el entrenamiento o al menos, introduciéndole el concepto al perro. (Recuerda el refuerzo positivo). 

Los cachorros normalmente, tardan entre 16 y 20 semanas en controlar su vejiga. Por eso es imprescindible enseñarles donde ir a hacer pipí y popó lo antes posible. Mientras antes empecemos y más tiempo le dediquemos, menos probabilidades habrá de que tu perro desarrolle malos hábitos.

🔗 Nota: Si has adoptado a un perro adulto que nunca ha sido entrenado a hacer sus necesidades, debemos empezar el entrenamiento tan pronto como llegue a casa. Nunca es demasiado tarde para entrenar a un perro.

Como entrenar a mi perro a hacer sus necesidades afuera.

Entrenar a un cachorro a hacer sus necesidades afuera es un proceso simple pero no necesariamente fácil.

Los accidentes son parte del proceso de aprendizaje, tanto para el perro como para nosotros. El éxito del entrenamiento depende de un horario estable y preestablecido, limitar la libertad del cachorro dentro de casa, consistencia y mucha paciencia. 

1. Establece unos horarios fijos en el entrenamiento.

Acostumbra a tu cachorro a una rutina y unos horarios fijos para que este asocie cada hora específica con cada actividad como, jugar, dormir, salir a pasear y hacer sus necesidades.

  • Saca a tu cachorro a la calle cuando se levante por la mañana. 
  • Dale de comer a las mismas horas todos los días.
  • Recoge su comedero 15 o 20 minutos después de servirlo.
  • Pasea con tu cachorro después de cada comida, beba agua o juegue contigo. 
  • Permítele tener acceso a agua fresca durante todo el día y recoge el bebedero 2 horas antes de dormir.
  • Ofrécele a tu cachorro un espacio propio para dormir. Puede ser una jaula, transportín o cama. 
  • Si tu perro se levanta en mitad de la noche, llévalo directamente a la zona donde queramos que haga sus necesidades y llévalo de vuelta a su espacio personal. 

2. Pasea a tu cachorro con frecuencia.

Debido a su corta edad, tu cachorro aún no tiene control sobre su vejiga por lo que, físicamente, no puede controlar su pipí. 

Si no le damos suficientes tiempos para ir al baño, inevitablemente se hará sus necesidades en cualquier parte.

Como regla general, los cachorros pueden aguantar sus necesidades 1 hora por cada mes de edad. 

Por tanto, si tu cachorro tiene dos meses de edad, tendremos que sacarlo a hacer sus necesidades cada 2 horas. Una vez que el cachorro alcance los 6 meses, serán capaces de aguantar sus necesidades la mayor parte del día.

Algunos cachorros pueden aguantar toda la noche si están durmiendo, otros tendrán que salir a hacer sus necesidades una o dos veces durante la noche. 

3. Elige un lugar designado para que el cachorro haga pipí.

Para acelerar el entrenamiento de tu cachorro para que haga sus necesidades fuera de casa, debemos elegir un lugar específico para que el cachorro vaya al baño. 

Cuando sea la hora de sacar a tu cachorro a la calle:

  • Ponle la correa y llévalo directamente al lugar designado.
  • Mientras esperas a que haga sus necesidades no hagas contacto visual o juegues con el.
  • Cuando tu cachorro vaya al baño recálcaselo con una orden como, “¡Vamos a hacer pipí!” o ¡Hora de ir al baño!” 
  • Una vez que termine puedes recompensarlo con un rato de juego.

Asegúrate de acompañar a tu perro en todo momento a dejarlo suelto. Si tu perro corre libre, usa el baño en cualquier lugar que el elija y después recibe un premio, el proceso de aprendizaje será más largo ya que el cachorro no llegará a comprender por cual comportamiento está siendo premiado.

4. Premia a tu cachorro por el trabajo bien hecho.

premia a tu cachorro por el trabajo bien hecho

Una vez que tu cachorro haya ido al baño, remarca su comportamiento con un entusiasta, ¡Bien hecho! o ¡Buen perro! y dale una recompensa. 

Algunos perros prefieren una golosina comestible mientras otros prefieren cariño y un rato de juego.

Elige la recompensa que más motive a tu perro ya que el objetivo es mostrarle al cachorro lo felices que estamos por su comportamiento.

5. Supervisa a tu cachorro dentro de casa.

supervisa a tu cachorro dentro de casa

La mejor forma de evitar malos hábitos y prevenir accidentes, es siempre tener un ojo sobre tu cachorro. 

Esto te permitirá actuar inmediatamente si ves alguna señal que te indique que tu mascota necesita ir al baño.

6. Si no puedes supervisarlo, déjalo en una jaula o transportín.

las mejores jaulas para perros grandes

Para muchos de nosotros, no es algo realista estar a todas horas pendientes de nuestros cachorros, ya sea por trabajo u otras obligaciones del día a día.

He aquí donde podemos utilizar una jaulita o transportín como una herramienta de entrenamiento súper útil para acelerar el proceso.

Beneficios:

  • La jaula o transportín le dará a tu perro un lugar seguro donde poder relajarse. 
  • Los perros son animales limpios por naturaleza, por lo que siempre tratarán de evitar hacer pipí o popó en su lugar de descanso. 
  • Podemos predecir e interpretar con mayor facilidad cuando necesitan ir al baño cuando no se encuentren dentro del transportín. 
  • Elige un transportín o jaula espaciosa para tu cachorro y acomódasela para que esta sea su pequeña guarida de descanso.

🔗 Recomendación: Nosotros usamos la jaulita de la foto con su manta, peluches y cojín ya que es súper espaciosa y cómoda para cualquier raza de perros. Podéis echarle un vistazo en Amazon haciendo clic aquí.

7. Usa empapadores o toallitas de entrenamiento.

Salir con tu perro fuera de casa es siempre lo ideal pero ya sea porque las condiciones meteorológicas no nos lo permitan, estemos ocupados o tengamos algún problema de movilidad nos impida salir a pasear con el perro.

En estos casos, las toallitas de entrenamiento también son efectivas para entrenar al cachorro a hacer pipí. 

Las capas absorbentes no dejan ningún rastro y el compuesto de feromonas que poseen las toallitas, hacen de ellas un producto que atrae al perro a miccionar en ellas.

El entrenamiento con las toallitas será el mismo que cuando salimos a la calle con el cachorro. Cuando advirtamos señales de que el perro necesita hacer sus necesidades lo llevaremos a la toallita.

Una vez que el perro ya ha aprendido a usar las toallitas, iremos poco a poco acercándolas a la puerta para que se acostumbre y aprenda a hacerlo fuera de casa. 

Aquí os dejamos una oferta muy buena que hemos encontrado en Amazon para que puedas empezar el entrenamiento lo antes posible haciendo clic aquí. 

¿Qué podemos hacer si el cachorro hace sus necesidades donde no debe?

enseña al cachorro donde hacer sus necesidades

Los accidentes son inevitables durante el entrenamiento del cachorro a hacer sus necesidades, ya sea por la falta de tiempo o simplemente porque el cachorro no puede aguantar más. 

Aquí te enseñamos como debes reaccionar cuando ocurra un “accidente”.

Si pillas a tu cachorro en el acto...

  • Corre hacía el y llama su atención con un “NO” o una palmada al aire para interrumpirlo.
  • Llévalo directamente al lugar seleccionado para que haga sus necesidades.
  • Nunca grites o le golpees, así solo conseguirás que tu perro te tema y empezará a hacerlo donde no puedas verlo.

Si pillas a tu perro después del acto...

  • Límpialo bien para que el perro no se sienta atraído a volver al sitio y asegúrate de vigilar mejor a tu perro para la próxima vez.
  • No acerques la cabeza del perro a su micción, no lo golpees o grites. Tu perro no entenderá porque estás reaccionando así y empezará a tenerte miedo.

Razones por las que el proceso podría alargarse.

  • Algunas enfermedades o problemas médicos podrían alargar el control del pipí. 
  • Cachorros que hayan vivido en condiciones insalubres previas en su vida, podrían no controlar el pipí en la jaula o transportín. 
  • Algunas razas de perros pequeños pueden tardar más en controlar sus necesidades.
  • El entrenamiento podría alargarse con perros con problemas de ansiedad. 
  • Perros mayores con problemas de incontinencia también necesitarán un entrenamiento más duradero.

Como conclusión, el proceso de entrenamiento de un perro para que haga sus necesidades fuera de casa puede tardar desde semanas a meses, dependiendo de nuestro trabajo, constancia y las condiciones en las que se encuentre el perro. 

Esperamos que sigas nuestras indicaciones y te ayuden a acortar el proceso para así tener un perro más sano y feliz.

Déjanos un comentario con tu experiencia y comparte cuales métodos son los que mejor te funcionan.

Deja un comentario