Cómo saludar a un

cómo saludar a un perro desconocido de forma segura

Seguro que nunca irías hacia un extraño en una fiesta y le acariciarías el pelo, entonces ¿Por qué deberías ir hacia un perro desconocido y acariciarle la cabeza? Al igual que nosotros y nosotras tenemos códigos sociales para conocer a nuevas personas, los perros también tienen reglas para saludarse. 

Desafortunadamente, la mayoría de personas no conoce o respeta estas reglas y puede llevarles a tener algunos problemas. Un perro que se sienta amenazado o asustado podría reaccionar atacando, gruñendo, o incluso mordiendo.

A continuación te enseñaremos a cómo saludar a un perro desconocido de forma segura y educada para que así puedas hacer nuevos amigos caninos de forma más sencilla.

Siempre pide permiso

trabajar de diseñadora de ropa para perros

A diferencia de las personas, los perros no pueden decirte si prefieren o no que los dejes en paz. Ellos confían en sus dueños y dueñas como personas al cargo y guardianes para protegerles de una atención no deseada. 

Por tanto, siempre deberías pedirle permiso al dueño o dueña del perro antes de saludarle. Algo tan simple como, “¿Puedo saludar a tu perro?” será suficiente. Si la respuesta es no, respétalo y deja al perro tranquilo. 

Muy frecuentemente, personas bien intencionadas insisten y presionan después del “no. Se dirigen hacia el perro diciendo, “no pasa nada, a mi me encantan los perros.” Esto simplemente no es seguro.

Primero, la preocupación del dueño o dueña del perro era por el perro, no por ti. Segundo, solo porque a ti te encanten los perros no significa que al perro le gustes. Un perro reactivo o asustado no va a cambiar de repente su estado emocional solo porque tu seas una persona amigable. 

Podrías acabar siendo mordido por un perro que se sienta amenazado por una intrusión que no sea bienvenida. Confía en el juicio del dueño o dueña y mantente alejado si así lo desea el dueño/a. 

Pero, ¿Qué ocurre si el perro parece amistoso y parece estar solicitando tu atención? Aun así, es importante preguntarle al dueño o dueña. No basta con tan solo leer el lenguaje corporal del perro, podría haber muchas razones por las que el dueño/a prefiera que no te acerques. 

Quizás estén trabajando en un mal hábito del perro como saltar sobre la gente y no quieren que interfieras en su entrenamiento. Quizás su perro tiene una zona dañada o lesionada y no quieren que toques al perro de forma inadvertida. O su perro podría volverse agresivo cuando un extraño se acerca demasiado a su querido dueño o dueña. 

Deja que el perro se acerque a ti

Una vez que le hayas pedido permiso al dueño o dueña, es hora de pedirle permiso al perro. Preferiblemente a acercar tu mano a la cara del perro o empezar a acariciarle, espera a que el perro se acerque a ti. 

Si el perro se acerca a ti, este estará diciendo que quiere conocerte. Si el perro retrocede, respétalo, puede que tan solo no esté de humor, a pesar de que lo te haya dicho su dueño/a. No todos los dueños y dueñas saben leer de forma precisa el estado emocional de sus perros y creen de forma equivocada que su perro ansioso superará su miedo si la gente lo saluda. 

Deja al perro tener la palabra final. 

Para parecer lo más amigable posible, gira tu cuerpo ligeramente hacia un lado y observa al perro con tu visión periférica. En el lenguaje canino, aproximarse de frente y el contacto visual directo es amenazante, así que evita esto si es posible. 

También puedes arrodillarte al nivel del perro para así no parecer amenazante por encima de su cabeza. Sin embargo, Si no estás completamente seguro del perro, permanece de pie. Después de todo, arrodillarte pondrá tu cara al alcance de la boca del perro. 

Los perros no se dan la mano como las personas, ellos usan sus narices para decir hola. Así que, coloca tu mano en un puño para que así el perro pueda aproximarse y olerla si así quiere. No acerques tu mano al perro. Este podrá olerla bien desde la distancia, y un movimiento repentino podría sobresaltarlo. 

Acciones apropiadas para saludar a un perro

que hacer si tu cachorro muerde mucho

Una vez que el perro se aproxime a ti, finalmente es la hora de saludarle. Pero asegúrate de hacerlo de la manera adecuada. Restringe tus caricias a un lado del perro, cuello, espalda, o pecho. Incluso mejor, pregúntale al dueño o dueña si su perro tiene un sitio favorito. 

Evita alcanzar la cabeza del perro ya que esto podría asustarle. Y no abraces o restrinjas al perro de cualquier forma. Este podría tolerárselo a su familia humana, pero con extraños es otra historia. 

Ve despacio y realiza movimientos calmados y estables. Después de todo, el perro está conociéndote por primera vez y no querrás sobresaltarlo. Lee su lenguaje corporal para ver si el perro ha tenido suficiente tras varias caricias o si está interesado en una mayor interacción. Con suerte, habrás hecho un nuevo amigo. 

Se cauteloso con los perros sueltos sin atar

Los perros son adorables tanto si están paseando con sus dueños y dueñas como si están corriendo libres por su cuenta. De hecho, podrías sentirte incluso más forzado a saludar a un perro perdido ya que querrás reunirlo con sus dueños. 

Sin embargo, necesitarás ser cauteloso cuando te encuentres por primera vez con un perro perdido. Déjalo venir hacia ti y mantén tu lenguaje corporal calmado y no amenazante. Esto es particularmente importante para los niños y niñas. 

Todos los niños y niñas deberías saber estar tranquilos cuando se encuentren con un perro perdido. Esto significa permanecer tranquilo con los brazos unidos a los lados del cuerpo y las manos dobladas de frente mientras inclinamos el cuerpo.

Esta es la posición más segura para los niños y niñas alrededor de un perro perdido porque de esta forma no estarán haciendo nada amenazante o asustando al perro al hacer contacto visual o detonando una respuesta persecutoria en el perro con movimientos repentinos. 

Practica esta posición con un perro conocido hasta que a tu hijo o hija le salga de manera natural. Una vez que tu y tu hijo o hija conozcáis todas estas técnicas para saludar a un perro sin atar, podrás saludar a cualquier perro nuevo que te encuentres de forma seguro y con confianza. 

¿Te has encontrado con un perro desconocido últimamente? ¿Cómo te has ganado su confianza? ¿Cuál fue su reacción? ¡Cuéntanos tu experiencia en los comentarios!

También te puede interesar

Deja un comentario