Cómo evitar que tu perro te pida comida todo el tiempo

Cómo evitar que tu perro te pida comida mientras estás comiendo
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Una de las cosas más molestas que los perros pueden hacer es suplicar por comida. Y estos a menudo lo hacen tanto si queremos compartir con ellos como si no. 

Una vez que tu perro se da cuenta de que esa comida que desprende ese olor tan delicioso podría terminar en su estómago, comienzan sus estrategias de súplica, y estos a menudo no paran hasta que que tu y toda tu familia haya terminado de comer. 

Nuestros perros quieren nuestra comida, y están dispuesto a pedirnos por ella incesantemente si esto significa que podrían comerse aunque sea un bocadito. Algunas veces son adorables, pero es algo molesto si tienes invitados e invitadas en casa. 

Sigue leyendo para aprender a cómo evitar que tu perro te pida comida cada vez que estés comiendo con sus incesantes súplicas. Te explicaremos cómo puede usar un entrenamiento paciente y consistente para enseñarle a tu perro a dejar de suplicarte por tu comida de una forma que funcione tanto para tu perro como para ti. 

¿Por qué los perros siempre piden comida?

A los perros les encanta la comida humana. Esto no es nada nuevo. Pero hay varias razones diferentes por lo que les gusta tanto. 

Y, al igual que con muchos comportamientos caninos, debes entender las razones por las que los perros hacen las cosas que hacen para tener la posibilidad de cambiar los malos hábitos. A continuación te explicamos dos de las razones más comunes por las que tu perro podría estar pidiéndote tu comida todo el rato. 

Los perros piden comida porque funciona

Es probable que los lobos ancestros de los perros modernos descubrieran que ser amigos de los humanos y ayudarles merecía la pena para conseguir comida. 

Los perros modernos podrían no ofrecer tanta asistencia de caza y guardia como los perros ancestrales hacían, pero les sigue encantando compartir nuestras comidas. 

Nuestros perros suplican frecuentemente por comida como un buen indicador de que estos piensan que incluso el bocado más pequeño merece el esfuerzo, y ese es una de las razones primarias por la que los perros piden comida. ¡Porqué funciona!

Los ojos grandes, los gimoteos, y darnos con la pata son gestos que están dirigidos para llamar nuestra atención y animarnos para que compartamos con ellos algo de nuestra comida. 

Muchos de los comportamientos de súplica que vemos en nuestros perro están ligeramente ajustados a los comportamientos que realizan los cachorros cuando sus padres están alrededor, lo cual es como los cachorro piden atención y comida. 

Los perros piden comida porque están desnutridos

Una de las razones por la que tu perro podría pedirte comida es porque podría no tener suficientes calorías o nutrientes en su dieta actual. 

Si estás preocupado o preocupada porque tu perro podría estar desnutrido, habla con tu veterinario o veterinaria. Algunas enfermedades causan desbalances en la insulina en sangre de los perros o afecta a su habilidad para digerir la comida apropiadamente, y esos cambios en el cuerpo pueden causar que tu perro tenga hambre, lo cual puede a veces incrementar su comportamiento de súplica por la comida. 

Formas y gestos en la que los perros piden comida

A continuación compartimos algunos de los gestos más comunes que la mayoría de perros usan para suplicar y pedir comida. 

  • Mirar fijamente. Esos ojos enormes de corderito y las orejas caídas son el lenguaje corporal universal de los perros para decir: “Por favor.”

  • Lloriqueo. Esto puede ser un sonido leve y ocasional o un sonido chirriante y persistente. 

  • Salivación. Pavlov tenía razón, los perros salivan cuando piensan que la hora de la comida podría ocurrir en cualquier momento. 

  • Dar con la pata. Tu perro trata de tocarte con su pata donde sea que pueda alcanzarte. 

  • Empujar con la nariz. Tu perro trata de tocarte o empujarte con su nariz. 

  • Lamer. Esto puede rápidamente convertirse en un mini baño para ti, especialmente si tu perro no quiere parar de hacerlo. 

  • Jadeos. Si los jadeos de repente empiezan a ocurrir a la hora de la comida, este comportamiento es probablemente causado por los nervios o la excitación, y no porque tu perro tenga demasiado calor. 

  • Ladridos. Los ladridos están intencionados para llamar tu atención en este caso, y normalmente funcionan. 

  • Colocar su cabeza en tu regazo o en tus pies. Esta es otra forma de llamar tu atención, este comportamiento es a menudo seguido con empujones si inicialmente son ignorados. 

Estos comportamientos de súplica pueden estar comprendidos desde sutiles y poco frecuentes a exuberantes y consistentes. Si un comportamiento que tu perro hizo en el pasado fue efectivo para llamar tu atención o recibir comida, tu perro intentará de nuevo ver si todavía funciona. 

Comportamientos que tu perro podría tener para pedirte comida y que podrías pasar por alto

como enseñarle a un perro a inclinar su cabeza hacia un lado

Desde que vives con tu perro diariamente, podrías no darte cuenta de todos los intentos que tu perro exhibe para llamar tu atención mientras estás cocinando o comiendo. 

Pero, cuando tus amigos o familiares aparecen, estos pueden darse cuenta de estos comportamientos de súplica que tu perro exhibe. Y mucha gente se siente incómoda siendo observadas por tu perro mientras comen. 

Algunas veces, las súplicas para pedir comida causa que los invitados e invitadas den al perro residente algo de sus comidas en un intento de complacerlo. Pero cuando lo hacen, estos a menudo encuentran que los esfuerzos del perro se multiplican a medida que este intenta adquirir incluso más bocados deliciosos de su nuevo amigo o amiga. 

Los invitados e invitadas podrían no saber como hacer parar a tu perro para que deje de molestarles. O no se atreven de mencionarte la situación, especialmente si este comportamiento está siendo ignorado por todo el mundo. 

Pero no importa como tus invitados e invitadas manejen la situación, es tu responsabilidad ser consciente de los comportamientos de súplica de tu perro y hacer todo lo que puedes para terminar con ellas. 

Si tus invitados e invitadas se han estado quejando del comportamiento de tu perro durante la comida y estás preparado para poner fin a las travesuras, lo primer que debes hacer es conocer la raíz del problema. Entonces, puedes centrarte en cambiar estos comportamientos. 

Como entrenar a tu perro para que deje de pedirte comida: Plan paso a paso

trabajar de cuidador de perros de terapia

Lo primero que debes entender cuando trates de abordar el problema de súplica por comida de tu perro es que los perros repiten comportamientos cuando estos son exitosos. 

Esta afirmación lleva al empleo de prácticas con técnicas de entrenamiento con refuerzo positivo, las cuales se han probado como formas excelentes para enseñar a los perros. 

En esta situación en particular, las súplicas de tu perro por comida son reforzadas. Específicamente, a través de nuestra atención y los restos de nuestra comida. 

Y desafortunadamente, esto significa que tu perro continuará repitiendo estos comportamientos mientras siga consiguiendo lo que quiere.

Esto significa que si alguien en algún momento le da de comer a tu perro mientras come o cocina, tu perro seguirá suplicando. 

Paso 1: Ignorar

Si tu perro es consistentemente ignorado cuando pide comida, este comportamiento disminuirá gradualmente y terminará desapareciendo.

Esto significa que ninguno de los comportamiento para pedir comida pueden reforzarse por nadie. Ninguna mirada, caricia, o comida.  

Cualquier tipo de atención puede suponer un paso atrás en este tipo de entrenamiento. 

Tu perro probablemente no se tomará esta falta de atención de forma tranquila. Por el contrario, una vez que empieces a ignorar las súplicas de tu perro, este lo intentará con más fuerza al principio. 

Pero pasará tarde o temprano. Se paciente. 

Ignorar a tu perro cuando te pida comida tiene que ser una regla permanente para cada persona que llegue a tu casa si quieres que este comportamiento desaparezca para siempre. 

Paso 2: Reemplazo

Puede llevar un tiempo para que un comportamiento sea eliminado si esté ha sido reforzado durante bastante tiempo, especialmente si tu perro sigue siendo recompensado por sus súplicas de vez en cuando. 

Muchas familias tienen al menos a una persona que no le importa las súplicas del perro o le gusta cuando el perro le presta atención. 

Por tanto puedes remplazar el comportamiento de súplica por comida por otro comportamiento que te guste más. A tu perro también le gustará, ya que será capaz de aprender que por hacerlo será recompensado. 

Por ejemplo, puedes reemplazar el comportamiento de suplicar por comida por otro como “vete a tu cama”, u otro tipo de comportamiento. Este comando hará que u perro se vaya a un lugar designado y permanezca ahí, y por supuesto no te olvides de premiarlo por ello. 

Tan solo asegúrate de empezar este entrenamiento cuando no sea la hora de la comida así tu perro podrá practicar e irse a su cama y permanecer ahí sin ningún tipo de tentación haciéndolo más difícil de lo que debería ser. 

Una vez que tu perro domine el entrenamiento, podrás esperar que este permanezca en su cama mientras disfrutas de tu cena. 

Consejos útiles a tener en cuenta durante el entrenamiento

Ahora que hemos cubierto los pasos básicos del entrenamiento para evitar que tu perro te pida comida, queremos compartir dos consejos útiles para hacer que el progreso vaya sobre ruedas. 

Trabaja en tu objetivo

Darle cariño y premios a tu perro es muy importante durante el entrenamiento. Querrás que tu perro se sienta que su trabajo está siendo recompensado mientras se queda en un lugar durante la comida. 

Así que, asegúrate de darle premios a tu perro, así se tumbará cerca de su snack para disfrutar su recompensa sin tener que moverse. 

Los premios que fuercen a tu perro tener que levantarse, será contraproducente. Esto animará a tu perro a dejar de hacer las cosas correctamente. 

Dale a tu perro cosas divertidas y seguras que puedan morder

Para ayudar a hacer el refuerzo de tu perro más consistente y menos propenso a provocar que se levante antes de soltarlo. Dale a tu perro un juguete masticable que sea duradero. 

Esto también significará que no tendrás que pausar tu comida muchas veces para darle a tu perro algunos aperitivos, aunque darle ocasionalmente unos bocados pequeños ayudará a animarle a continuar con su comportamiento positivo. 

Alternativas al entrenamiento para que tu perro deje de pedirte comida mientras estás comiendo

elegir un método para entrenar a un cachorro nuevo

¿Qué ocurre si los cambios en el comportamiento de tu perro con el entrenamiento no ocurren antes de un evento planeado? O que sepas que tus invitados e invitadas no serán capaces de resistirse a las prácticas de tu perro para pedirle comida. 

No te preocupes. Puedes abordar el problema a través de la gestión canina. Algunas cosas de las que puedes intentar incluyen: 

  • Darle de comer a tu perro antes de empezar a cocinar o comer podría ayudar a disminuir el comportamiento de súplica por la comida, ya que tu perro no tendrá hambre después de comer su propia comida. 

  • Darle a tu perro de comer mientras preparas la comida o te sientas a comer con tu perro detrás de la puerta cerrado de una habitación o transportín es una forma genial de controlar y prevenir las súplicas durante tu comida. 

  • Usando puertas o gateras para perros, puedes prevenir que tu perro tenga acceso a la mesa o a la cocina. Esta es una forma genial de controlar el comportamiento de pedir comida, y también será de gran ayuda mientras tu perro esté aprendiendo a permanecer en un lugar durante la preparación de la comida o la comida en sí. 

Preguntas frecuentes acerca de los perros que piden comida a dueños y dueñas

Muchas personas tienen preguntas acerca de que su perro les pide comida mientras están comiendo, así que hemos intentado responder algunas de las preguntas más comunes a continuación. 

¿Qué ocurre si quiero compartir algo de mi comida con mi perro de vez en cuando?

La mayoría de comidas que comemos pueden ser compartidas con nuestros perros, pero si estás intentando desanimar a tu perro o eliminar las súplicas por tu comida, no le des la comida a tu perro cuando o donde esté más activo pidiéndotela. 

Dale la comida a tu perro en otra localización o en su comedero después de que hayas terminado de comer, estas son buenas soluciones que pueden ayudar a tu perro a aprender que pedirte comida todo el tiempo ya no es una táctica efectiva. 

¿Qué puedo hacer si mi perro me pide comida en la cocina mientras estoy cocinando?

A muchos perros les encanta ser ayudantes en la cocina, pero si estos están bajo tus pies podría ser peligroso, podrías decidir un plan de entrenamiento y control donde tu perro esté mientras cocinas. 

Enseñarle a tu perro a irse es también un entrenamiento que puedes intentar, de esta forma puedes enseñarle a tu perro a no comerse la comida en la que esté interesado. 

¿Decirle a mi perro que se vaya hará que deje de pedirme comida?

Probablemente no. 

Si tu perro está pidiéndote comida y atención mientras comes, darle tu atención, incluso con un tono cabreado, le dice a tu perro que notas su esfuerzo, y podría ser recompensado en cualquier momento. 

Ignorar de forma consistente un comportamiento que no te gusta, como pedirte comida, es la mejor manera de hacer que deje de hacerlo. 

A nuestros perros les encanta disfrutar sus comidas con nosotros, y una vez que le demos cosas que hacer en lugar de suplicar por comida durante cada cena, podremos disfrutar mucho más de nuestras comidas cerca de nuestros compañeros peludos. 

¿Tu perro te pide comida cuando estás comiendo? ¿Qué es lo más molesto que tu perro ha hecho mientras estás comiendo? ¿Qué comportamiento le has enseñado a tu perro para que deje de pedirte comida? ¡Comparte tu experiencia en los comentarios!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

También te puede interesar

Deja un comentario