Cómo entrenar a un perro para

cómo entrenar a un perro guardián

¿Caminas solo o sola por la calle? ¿Necesitas a un perro que te proteja a ti, a tu familia y a tu hogar? ¿Necesitas a un perro que te defienda de cualquier persona o animal que te amenace? 

Un perro de ataque no puede hacerse amigo de cualquiera excepto de sus cuidadores. Un perro guardián es alimentado por su cuidador, ejercitado por su cuidador, y nunca tocado o recibir cariño de cualquier otra persona. 

¿Es este el tipo de perro que quieres? Este comportamiento, y el tipo de entrenamiento que necesitar realizar, puede ser un problema cuando tratas con un perro doméstico. La mayoría de dueños y dueñas de perros no quieren un perro que solo responda ante ellos. Estas personas quieren un perro con el que la familia entera pueda disfrutar. 

¿Quieres un perro de protección personal y que también sea una mascota genial? ¿Estos objetos se contradicen entre sí? Estos métodos de entrenamiento no son para todo el mundo, o son adecuados para todos los perros. Un perro seleccionado para protección personal necesita estar bien socializado, tener confianza pero sin ser agresivo, y mostrar interés a cada uno de los movimientos de su dueño o dueña. 

A continuación te contamos lo que un perro necesita para ser un perro de guardia y protección, así como lo que tu necesitarás hacer para entrenarlo. 

Enseña a tu perro comandos de obediencia

Lo primero que necesitas hacer es enseñar a tu perro algunos comandos básicos de obediencia. Tu perro debe responder a todos los comandos básicos que le ordenes. Este debería sentarse, tumbarse, y venir a ti un 100% de las veces que lo llames. Tu perro debería caminar junto a ti sin correa. Además, tu perro deberá aprender y responder al comando “ladra” y “suelta”. 

Nota importante: Si tu perro no sigue estos comandos de forma consistente, necesitarás dejar de intentar convertir a tu perro en un perro de guardia y protección. 

Socializa a tu perro

trabajar de cuidador de perros de terapia

También necesitarás socializar a tu perro para que así no se asuste de situaciones nuevas e inusuales. El mejor período para la socialización sensible es a partir de la semana 16 de vida del perro pero por supuesto no es posible para todos los perros. 

La socialización puede darse cada vez que saques a tu perro a pasear. 

Si ves a un objeto extraño, especialmente si tu perro se pone nervioso, acércalo para que así pueda investigar. Tu perro también necesitará reconocer como es una calle normal y no sentirse amenazado, o sentir que necesita amenazar a cualquier persona que pase delante suya. 

Nota importante: No todos los perros son capaces de distinguir que personas son inofensivas y por supuesto no todos los perros deberían ser entrenados para guardar y proteger. 

Enseña a tu perro a ladrar

Anima a tu perro a ladrar cuando cualquier extraño se acerque. Un perro que ladra a un extraño puede ser más efectivo que un perro que responda al comando “ataca” pero no al comando para ladrar. 

Ladrar es algo bastante natural para muchos perros, pero podrías necesitar enseñarle a tu perro a dejar de ladrar cuando le des un comando. Cuando este ha ladrado una o dos veces, puedes decirle que se siente y entonces ordenarle que deje de ladrar. Si no para, ordénale a tu perro que se tumbe. Es muy difícil para un perro ladrar cuando está en el suelo tumbado. 

Nota importante: Si tu perro no ladra con el comando y ni siquiera ladra a los extraños, no es buena idea que lo entrenes para protección. 

Enseña a tu perro a defenderte

qué no debes hacer con un perro agresivo

Para el siguiente paso en el proceso de entrenamiento necesitarás encontrar a alguien que tu perro no conozca.

El “extraño” se aproximará durante el paseo, caminará y retará a tu perro. Esta persona puede llevar puesto un chaleco protector para el ataque de perros, o incluso una manta enrollada en su brazo, aunque podría ni siquiera necesitarlo. 

Cuando des el comando y tu perro le ladre, el extraño necesitará actuar asustado y salir corriendo. De esta forma tu perro ganará más confianza. 

Personalmente, pienso que este es un buen momento para parar. Tu perro ya ha aprendido a ladrar y parecer amenazante para cualquier persona que te amenace cuando estés fuera paseando. 

Si decides ir más allá, por favor entiende que un perro que haya sido entrenado para atacar no es una buena mascota para tener por casa. Hay muchas anécdotas e historias de perros guardines que han lesionado a alguien en sus casas, en ocasiones a niños y niñas. 

También existe la posibilidad de que tu perro muerda a alguien que tan solo pasaba por tu casa para hablar contigo. Podrías ser demandado y perderlo todo debido a que tu perro ha sido entrenado para atacar.

La próxima vez que “el extraño” se aproxime a tu perro y le haga gestos amenazantes, probablemente tu perro empezará a ladrar sin que ni siquiera le des un comando. Si quieres proceder, deberías aflojar (pero no soltar) la correa de tu perro. 

Entonces puedes permitir a tu perro que vaya y agarre el brazo protegido del extraño. (Podrías necesitar animar a tu perro diciéndole “¡Ve a por él!” con una voz animada, aunque algunos perros irán y se aproximarán al extraño por si solos.) Si tu perro no se aproxima al extraño, esa persona debería poner su brazo protegido cerca del perro, amenazar al perro, y animarlo a que muerda. 

Nota importante: Si el perro se cubre o parece asustado del extraño, probablemente no sea adecuado para ser un perro guardián o protector. 

Enseña a tu perro a retroceder

Este es realmente una de las partes más importantes del entrenamiento de un perro guardián y protector. Tu perro debe estar dispuesto a protegerte pero siempre debe estar dispuesto a dejar en paz a la otra persona. 

En cuanto tu perro ponga sus diente en el extraño, deberás decirle “¡Déjalo!” o “¡Atrás!” y darle un premio. 

Nota importante: Si tu perro no responda al comando, este puede llegar a convertirse en un vicio y no serás capaz de controlarlo, entonces tendrás que dejar de considerar a tu perro como perro guardián y protector. 

Razas y otras consideraciones

Algunos entrenadores y entrenadoras de perros no recomiendan entrenar para perros guardianes y de protección para Rottweilers, Pit Bulls, Mastines, Dogos Argentinos, etc. Estas razas de perros te protegerán de forma natural y un entrenamiento adicional no suele ser necesario. 

Tampoco es una buena idea entrenar a un Basset Hound o un Chihuahua. Aun así, mientras tengas el control total del perro, no veo ningún problema en entrenar a cualquier otra raza de perro. 

No creo que necesites gastar mucho dinero para entrenar a un perro para que sea un perro guardián y protector, pero necesitarás entender que entrenar a tu perro va a cambiar su personalidad y quizás falle y no sirva para ser un perro guardián ya que la gran mayoría de perros fallan en esta misión. Tan solo hay que entender que no hay perros mejores que otros. Todos son individuos diferentes y cada uno tiene sus propias habilidades. 

No olvides que un perro de guardia y protección es una gran responsabilidad dependiendo de donde vivas. Si tu perro muerde a alguien, y se llega a saber que es un perro de guardia y protección, lo más probable es que seas demandado o demandada y perder el juicio si tu perro ha sido entrenado para defenderte. 

¡Si no tienes el control total de tu perro ni siquiera consideres este tipo de entrenamiento!

Para terminar te dejamos un vídeo práctico para que veas un entrenamiento de un perro de guardia y protección. 

¿Estás pensando entrenar a tu perro para protegerte? ¿Tienes alguna experiencia con un perro de guardia y protección? ¡Cuéntanos tu experiencia en los comentarios!

curso de adiestramiento para perros
5/5

🐶 | 4 Módulos de entrenamiento canino profesional Sin Castigos. 

🌎 | Disponible para España y Toda Latino América. 

💸 | 50% de descuento y Garantía de 30 días. 

💎 | Acceso Premium Para Toda La Vida, Grupo de Telegram y Tutorías Personalizadas. 

Porque la vida con perro es dos veces buena.

También te puede interesar

Deja un comentario