6 Tips útiles para entrenar a tu perro a

consejos para entrenar a tu perro a no ladrar tanto

Los perros pueden comunicarse de numerosas formas. El lenguaje corporal del perro puede indicarnos ciertos rasgos de conducta. Por ejemplo, mover el rabo de lado a lado indica que el perro está feliz pero sin embargo, si el perro tiene el rabo entre las patas indica que está nervioso o asustado. 

El ladrido de un perro forma parte de las maneras en las que el perro se comunica. Si el perro ladra puede ser una señal de que está feliz, tiene miedo, está siendo inquisitivo o está intentando llamar tu atención.

Podría haber muchas razones por las que tu perro ladra demasiado y nos preguntemos. ¿Por qué pasa esto? y ¿Cómo puedo entrenar a mi perro para que ladre menos? 

¿Por qué mi perro ladra tanto?

como hacer para que mi perro no ladre

Antes de comenzar el entrenamiento con tu peludo, lo mejor es entender algunas de las razones por las que tu perro ladra demasiado. 

  • Si el perro siente que su familia o espacio personal está en peligro tu perro podría ladrar excesivamente e incluso mostrar signos de agresividad. Los ladridos podrían incrementar a medida que el intruso se acerca más y más.
  • Los ladridos excesivos pueden estar provocados por sonidos que asustan a tu perro. Ruidos como truenos, el timbre de la puerta o fuegos de artificio son sonidos que asustan a los perros. Movimientos repentinos también pueden asustar a perros que tienen ansiedad.
  • Algunos objetos en tu casa podrían no parecer aterrorizantes, pero tu perro podría expresar su ansiedad ante estos “objetos extraños” y provocar el ladrido.
  • Los perros que ladran demasiado podrían estar experimentando ansiedad por separación. Un perro con ansiedad por separación podría ladrar incesantemente mientras su persona favorita está lejos de el.
  • Si tu perro ladra demasiado también podría darse en momentos muy felices para el. Si tu perro ladra a la vez que mueve la cola, salta y adopta una posición de juego, el ladrido se convierte en una forma que tiene el perro de saludarte y decirte que quiere jugar contigo.
  • El perro llama tu atención a través del ladrido. En este caso debemos entender el lenguaje corporal del perro y que quiere decirte. Tu perro podría estar diciéndote que necesita ir al baño, dar un paseo o comer un aperitivo.

Entendiendo estos aspectos, llegamos a la pregunta, ¿Cómo puedo entrenar a mi perro a no ladrar? 

Aquí te dejamos 6 consejos que te ayudarán  a entrenar a tu perro a dejar de ladrar.

1. Ofrécele premios y trato positivo.

recompensa a tu perro si ladra

Recompensar a tu perro con felicitaciones y golosinas caninas puede ser una herramienta útil para el entrenamiento de perros que están motivados por la comida.

Es importante ser paciente y consistente en el entrenamiento para que tu perro vaya dejando de ladrar.

Si gritas a tu perro cuando el ladra, tu perro creerá que te estás uniendo a su ladrido y se sentirá motivado a seguir ladrando.

Si por el contrario, le hablas con calma cuando empieza a ladrar, una vez que esté calmado podrás recompensarlo con un premio para que el perro vaya asociando la calma y la tranquilidad como una actitud positiva con la que obtiene una recompensa.

2. Ignora el ladrido del perro.

ignora el ladrido de tu perro

También podrías escoger la opción de ignorar a tu perro mientras ladre. (Este método implica tener nervios de acero). En esta ocasión no le prestaremos ningún tipo de atención. Una vez que se encuentre tranquilo, podrás recompensarlo con tu atención o su golosina preferida.

Premia cada silencio y cada vez que esté tranquilo para así estimular al perro a seguir así. 

3. Elimina estímulos que provoquen el ladrido.

elimina estimulos que provoquen el ladrido del perro

En casos de perros con ansiedad, los ladridos pueden reducirse eliminando estímulos. Esto es principalmente importante cuando estás fuera de casa. 

Si tu perro ladra a la gente de la calle, podemos correr las cortinas para que así el perro no pueda verse atraído a ladrar a los estímulos de la calle.

También podemos minimizar los sonidos que alteren a nuestra mascota, dejando la TV encendida, la radio o música que lo tranquilice mientras estamos fuera.

4. Entrenamiento de insensibilización.

que hago si mi perro ladra a otros perros

Si tienes un perro que ladra a personas y animales mientras dais un paseo puedes practicar el siguiente ejercicio al aire libre: 

Queda con un amigo o familiar que tenga perro para que empiecen a caminar al final de una calle o camino. Nosotros junto a nuestro perro nos iremos acercando desde el punto contrario de la calle e iremos premiando y acariciando a nuestra mascota a medida que nos acercamos a nuestro amigo y su perro. 

Si tu perro empieza a ladrar deja de premiarlo y date la vuelta. Si por el contrario, tu perro está tranquilo mientras camináis, significa que tu perro se está haciendo a la idea de que no tiene que ladrar a tu amigo ni a su perro.

🔗 Nota: Este ejercicio no dará resultado si solo lo practicas un día por lo que tendrás que ser paciente y repetirlo numerosas veces. Si tu perro está muy excitado y no puede calmarse lo mejor es dejar el entrenamiento para otra hora o día donde se encuentre más calmado.

5. Comando: "Quieto".

Intenta enseñarle a tu perro la orden para estar quieto y tranquilo después del ladrido. 

Con repetición y un buen sistema de recompensa podrás aplicar la orden básica: “quieto” para aquellas situaciones donde tu perro ladra demasiado.

6. Ayuda veterinaria.

acude al veterinario si tu perro ladra mucho

Para perros que tienen trastorno de conducta o ansiedad por separación, podrían necesitar ayuda de medicamentos y suplementos de un veterinario. 

Si tu perro tiene demasiado estrés o ansiedad cuando ladra, éste podría no encontrarse en las condiciones adecuadas para aprender a no ladrar.

En esto casos recomendamos acudir a un profesional veterinario para así conseguir un diagnóstico más preciso y adaptado a las necesidades de tu perro. 

El ladrido es una de las formas de comunicación que usa tu perro para expresarse, aun así un ladrido excesivo puede llegar a ser un problema tanto para tu perro como para tus nervios. 

Con el entrenamiento correcto y armarte de paciencia, podrás disminuir el exceso de ladridos en tu perro y mejorar tu relación con tu peludo. 

Cuéntanos tu experiencia con tu perro y los progresos que hayas conseguido en los comentarios de debajo y no olvides compartirnos para así ayudar a más amantes perrunos. 

Deja un comentario