Cómo enseñar a tu perro a saludar de forma educada

cómo enseñar a tu perro a saludar de forma educada
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

No hay nada más adorable que llegar a casa y encontrarte a tu perro esperándote y no hay nadie más emocionado de verte que tu perro para bañarte en amor en cuanto cruces la puerta. Nuestros perros a veces no pueden contener su excitación y desafortunadamente, esto puede volverse un problema. 

Muchos perros muestran una energía alta y un gran afecto cuando otras personas vienen a la puerta de nuestras casas. Y ese entusiasmo puede volverse un poco sobrecogedor, especialmente cuando los perros saltan, arañan, o ladran a los visitantes. 

Enseñar a tu perro a saludar educadamente no siempre es fácil. Puede llevar varios entrenamientos y casi con total seguridad no ocurrirá de la noche a la mañana. Pero siguiendo los siguientes pasos que compartimos contigo, podrás ser capaz de enseñarle a tu perro a saludar de forma educada cuando tengas visita en tu casa. 

Empieza a enseñarle a tu perro a saludarte

que hacer si tu cachorro muerde mucho

Empieza a enseñarle a tu perro a cómo saldarte de forma educada cuando llegues a casa. Enseñarle a tu perro a cómo saludarte va a enseñarle a cómo quieres que se comporte en general cuando alguien llegue a la puerta de tu casa. 

Primero, dale a tu perro el comando “sienta” y “quieto” cuando cruces la puerta de tu casa. No repites los comandos, e ignora cualquier comportamiento inquieto hasta que tu perro haga lo que le has dicho. 

Si tienes que apartar a tu perro de ti, hazlo rápidamente y continúa ignorando este comportamiento tanto como te sea posible. 

Esto podría llevar bastante tiempo, especialmente si es la primera vez que enseñas a tu perro a hacer esto. Se paciente y espera a que tu perro se siente. 

Una vez que tu perro esté sentado tranquilamente, entonces puedes saludarle con muchas caricias y hablarle con voz calmada. 

Podrías incluso querer reforzar este comportamiento premiando a tu perro con lo que sea que lo motive más, ya sea un juguete, un premio, cariños, incluso un paseo corto por la calle. Esto necesita volverse una práctica diaria para tu perro para que realmente lo aprenda. Se volverá más y más fácil a medida que lo hagas. 

También podría ser una buena idea colocar una cama pequeña cerca de la puerta de tu casa para que así tu perro aprenda que esa es la cama donde debe sentarse para saludar a los visitantes. 

Puedes practicar esto saliendo y entrando a tu casa una y otra vez para ayudar a tu perro a entender y llegar a la conclusión de lo que estás pidiéndole que haga. 

Enséñale a tu perro a entrar en casa de forma educada

Si tienes un perro al que le gusta pasar un tiempo fuera de casa en el jardín o la calle, es buena idea enseñarle a sentarse educadamente cuando entre a casa. 

Enséñale esto cuando entre a casa, tu perro debe sentarse en la cama y esperar a ser saludado o a recibir un comando para que entre y se sienta cómodo. 

Esto va a ser un proceso más duro con un perro que tenga mucha energía. Este va a querer entrar a casa y correr por toda la casa porque está excitado, y esto es probablemente lo que normalmente hacen. 

Necesitarás ser muy paciente y seguir con el entrenamiento cada vez que tu perro entre en casa, pero funcionará. 

Más pronto que tarde, tu perro aprenderá a entrar en casa de una forma calmada y educada. Esto ayudará a tu perro a aprender que cuando entres en casa, este debe saludarte sentado en la puerta pacientemente y no saltando encima tuya. 

Todas estas técnicas ayudarán a tu perro a entender que deben permanecer tranquilos cuando la puerta se abra o cuando alguien entre en tu casa. 

Enséñale a tu perro a saludar a otras personas en tu casa

por que mi perro se lleva sus juguetes a todos lados

Ahora es el momento de invitar a otras personas a casa. Empieza poco a poco con una o dos personas, e ir subiendo el número a partir de aquí. 

Haz que tu amigo o amiga llame a la puerta o toque el timbre, entonces haz que tu perro se siente en una posición de saludo cerca de la puerta. No abras la puerta hasta que tu perro no esté en una posición calmada. 

No importa cuanto tiempo dure este proceso, lo más importante es que tu perro lo haga bien. La primera vez siempre va a ser la más dura. Asegúrate de premiar a tu perro cuando lo haga bien. 

Ahora, deja a tu amigo o amiga entrar en casa y asegúrate de que tu perro permanece sentado en una posición de saludo. Pídele a tu amigo/a que salude a tu perro acariciándolo y hablándole con una voz calmada y suave, dale a tu perro algo de tiempo para que huela a tu invitado, y entonces pídele a tu amigo/a que se siente en el sofá. 

Luego, hazle saber a tu perro que puede venir y unirse a ti en la sala de estar con tu invitado. Podrías tener que hacer esto una y otra vez. Con suerte, tendrás amigos y amigas pacientes y amantes de los perros. 

Necesitarás seguir invitando a más y más gente a tu casa para asegurarte de que tu perro entiende realmente lo que le estás pidiendo. Continúa siendo consistente y paciente, y no te rindas. 

Cuando estés fuera paseando con tu perro y te pares para hablar con alguien, enséñale a tu perro a sentarse a tu lado. Deja a la otra persona a saludar a tu perro, y permite a tu perro olerle. Deberás aplicar está técnica de “sentarse para saludar” cada vez que tu perro conozca a otra persona sin importar donde estés. 

Con continuidad, una buena guía y paciencia, tu perro saludará a todos los invitados e invitadas en tu casa de forma calmada, ¡Incluso al cartero!

¿Has tenido alguna vez algún problema para mantener a tu perro tranquilo cuando has tenido visita en casa? ¿Qué haces para que tu perro se relaje? ¡Cuéntanos tu experiencia en los comentarios!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

También te puede interesar

Deja un comentario